Cuartetillas de la inspiración

Esperando a mi musa me he quedado dormido y por no despertarme, se marchó sin hacer ruido. Cambio musa por café a ver si así lo consigo y me dejo ya de excusas para poder ser tu amigo.. Cállate dijo Calíope que eres muy aburrido ¿Cómo te voy a ayudar sin trabajar de seguido? Foto:…

Yo soy más de tierra

Originalmente publicado en Corazones Idiotas:
Yo soy más de tierra que de banderas, porque ésas las plantaron los reyes y las reinas como cacería de las cabezas que se adormecían. Y hoy; han pasado a ser el veneno que todo lo mata, y destruye, mientras mis pies en la tierra tiemblan, tiemblan con el miedo…

Bucle

En este árido otoño se caerán mis escritos y  serán blancas las hojas teñidas por el hielo que no logra romper mi mano temblorosa. Ya no tendré palabras para ahuyentar mi miedo, tampoco me queda fuego y en vez de alzar la voz, mis labios titubean, ya no sé si dije lo que quise, o…

No busques, solo encuentra

No tengo ambiciones ni deseos, no es mi ambición escribir, solo es, mi manera de estar solo. Y aunque no pueda en papel seguiré haciendo versos desde el sitio en que los pienso. Y no te atrevas a tentar tu suerte, no puedes tener más. Si un día la diosa Fortuna, acercándose a ti, te…

DISCULPAS, DESPEDIDA. Todo es provisional

               Aspirando a estar “en paz con los hombres y en guerra con mis entrañas” como dijo el gran Antonio Machado, llevo bastantes días debatiéndome respecto a la posibilidad de dar o no dar una explicación respecto a mi ausencia —espero que temporal— del blog y de las redes…

Rezaría una por una

Originalmente publicado en Poesía de Lucio Data:
Rezaría una por una          xx+ las piezas de mi rosario si supiese que sirve para algo. Bebería del sudor fresco de la tinaja, trazaría sendas con mis dedos por su panza, me emborracharía en su olor tibio de charca …si supiese que sirve para algo. Golpearía con…

Advertencia, y post-scriptum respecto a mis pobres versos

No busquen medida exacta en los versos que compongo, no es estrofa una octavilla, solo es, la mitad de una cuartilla. No quiero ser un exégeta ni de nada doy doctrina, no soy quién para decir que algunos leí peores; pero si puedo afirmar —con total rotundidad— que he visto muchos, muchísimos mejores. No busco…

Palabras de alambre y sangre

Quieren coserme la boca con concertinas de alambre, ensangrentar las palabras que quieran saltar las vallas, y apresarlas, justificando que las palabras delinquen, no cuando a ti te mienten y te estafan, sino cuando son molestas para aquellos que nos mandan o les estropea el negocio a vampiros insaciables. Un “respetuoso” silencio, impera en los…

Disyuntivas y proclamas

Una radio, tertulia o noticiario habla por tu boca cuando opinas, no me pidas que me posicione cuando planteas disyuntivas, ya no tienen sentido ni cabida tener remordimientos, frustraciones, asignaturas pendientes, éxitos, batallas u ocasiones perdidas. Y como tengo nada que hacer, pues nada hago, y en mi quietud, impotente, clamo, rujo y bramo por…

Dónde vamos

Creyendo recrear los viejos años, los nuevos se te escapan. No malgastes ni una lágrima, para ese tiempo incierto entre muerte y nacimiento, resulta que es muy escueto. Obedeciendo, perdemos, pero no te hagas profeta, para difundir  el cuento. Son amores, aunque viejos, los que se vuelven tormento, los que sobreviven y los que ya…

¿Escribo solo de mí?

  Podrá comprobar cualquiera que solo hablo de mí, de mis gentes, de mis pueblos, mis viajes, pensamientos… ¿por qué seguir? Tampoco puedo afirmar que haya perdido el sentido, puede que, precisamente, porque ya lo haya perdido He encontrado la respuesta, hacía ya mucho tiempo que, como una obviedad, estaba ahí, y como tal, la…

¡Qué bien!

Cada vez que creo tener algún motivo de queja, antes de hablar, freno en seco, corto, y cambio, por un ¡Qué bien! Qué bien si te dicen loco, si alcanzas con tu locura lugares insospechados y seres extraordinarios. Y qué bien por la cordura para reparar los daños al regreso de tus sueños y a no…

Es mentira, no te quiero

Soy un ser independiente y no pienso nunca en ti ni jamás te echo de menos. Y aun así, a cada minuto, reapareces en mis sueños, los invades, me molestas, te presentas, atentando a mi razón más estricta a mi mundo y conveniencia. ¿Qué haces tú en mí, ahora si nadie te ha llamado? y…

A mi madre (III)

Hoy ha nacido marzo y no se acabó febrero, aquel que no terminaste, no verás ya otro nuevo. Tampoco caí en la cuenta en los más de ochenta previos. Y por mi eterna ignorancia, por ser  niño, o ingenuo, seguimos sin advertir que tratabas de ocultar tus dolores con sonrisas. No distinguía, sí escuchaba, tus hondos…