Otoño sentido (7)

viviendomadrid.com
Imagen: viviendomadrid.com

Hoy he encontrado a un tonto
que vivía en mi pasado,
incrédulo y asombrado,
preguntó:
Cómo es posible,
con lo que tú has sido,
que ahora vivas donde vives.

Con este defecto mío,

de tratar de explicar,
a quien de nada le sirve,
respondí:

Hasta ahora no elegí
el lugar en que viví,
fue él, quien me eligió a mí.
Y cada vez que se opta,
buscamos lo que nos falta
y evitamos las prisiones,
aunque una vez dentro,
creas, cubrir tus necesidades,
y, te afirman, que disfrutas
de magníficos exteriores,

tienes sábanas de seda
y servicio de habitaciones.

Desconfío de las masas
y de la publicidad,
sea o no intencional.

Por eso llegué hasta aquí,
dónde se puede ir a pié,
a tu paso y tu interés,
a cualquier casa o lugar.

Me miraba impaciente,
pensando que era un tío raro
y arrepentido por preguntar,
Bueno, pues me alegra verte,
ya me tengo que marchar.

Y apresado en su “mercedes”
atado a asiento de cuero
con cinto de seguridad,
le vi alejarse y pensé,
todo eso quedó atrás,
de menuda me he librado.

Y he vuelto corriendo a casa
para ver que, como siempre,
aún seguías a mi lado
¿Qué es desierto mi paisaje?
bueno, casi, casi,
porque aquí estás tú
y, juntos, nos escapamos
por montañas o por mares,
y, cómo no,
a noches de amigos y de ciudades.

Y luego, regresamos,
y parece un país nuevo
en el que mirar tus ojos,
y no otros,
escuchar el silencio,
o nuestra conversación,
o cantar por alegría,
sin tener que ser oído,
aplaudido o censurado.

Y otro día,
cuando sintamos ausencias,
salir a buscar de nuevo,

otras queridas presencias…
Y, otra vez, regresar,
porque, junto a ti,
todo está cerca.

IMG-20171021-WA0027
(labrapalabras-miguel)

(de “Otoño sentido”  -7- )

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

Anuncios

13 comentarios en “Otoño sentido (7)

    1. ¡Que amable eres María!… Gracias por tu comentario, pero a mi me parece que la comparación me queda grande. Gil de Biedma es uno de mis “imprescindibles” y, desde luego, parece que ambos estamos o estábamos hartos de los prepotentes jactanciosos,… y ahí lo dejamos. Ya sabes, al final todo está escrito ya.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s