Pequeños divertimentos

book-2073020__340revº

Si dices tener desgracias,
da gracias por las habidas.
Si me las vas a contar,
es señal de que estás vivo.
Ríete  de esta perra vida,
que duele mientras la vives,
aunque morirte no quieras.

*               *               *

Te vi venir tan contento y me dio miedo.
Pero tampoco quería ejercer como agorero.
Por eso, no dije lo que debía:
¡Cuidado con la alegría!
porque ella es la antesala
de la melancolía. 


*               *               *

Aburrirse

¿es igual a “abur” e irse?
¿decir adiós y morir?
¿despedirse de vivir?
o de amar, que es igual;
quizá no o quizá sí;
sea aburrirse el desistir
de existir,
renunciar a las vivencias,
a creer o a crear,
a pensar o a actuar.

Es no amar la soledad,
por no saberla llenar
y empezar a ser un triste…

Así es que, aplícate el cuento.
Procura ser divertido,
que todavía no te has ido.

*               *               *

Surgirá la decadencia
por la falta de cadencia,
por la huida, por la ausencia,
de deseo, de pasión,
trabajo u ocupación.

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s