EPISTOLARIO INCONFESO. Mi vieja carta de amor

Ya sé que hace mucho tiempo que no te escribía. Lo hago ahora con la esperanza de que no tires, sin leerla, mi carta a la basura.

Tu última, lejana y hermosa misiva me dejó totalmente descolocado y no era capaz de responder, sin miedo a ofender, a aquellos hermosos deseos. Tú decías, que querías, que yo me uniera a ti, o tú a mí, como si fuésemos uno solo. Yo pensaba, que no habría de intentar hacer eso posible… Flaco favor te haría en el empeño.

Y hoy, repuesto, sereno y por el amor que te tengo, te contesto: Yo deseo que, aun sabiendo que te espero, quieras estar sola y, también, con todos y con todas, sin que tenga yo que estar contigo, y que tengas mucha gente que quiera estar contigo y no conmigo. Tampoco estará mal que quieras recibirme en ti, después de estar sin mí.

No es un trabalenguas, es el “Libre te quiero”  de Agustín García Calvo, que oímos en la música y la voz de Amancio Prada. Es este mi mejor amor, el que con dolor se opone al que yo vi en mi madre sola, cuando todos nos fuimos, incapaz de buscar nuevos caminos y de quedarse en su casa, construyendo su tapia cuando alguien no la saca.

Si coincides conmigo, e interpretas como amor cuanto te estoy diciendo, entenderás, María del Recuerdo,que con cuidado cuide mis-tus intenciones, para evitarnos asfixias u otros inconvenientes, como pretensiones que producen tensiones en distintas direcciones y que luego, no podrán superarse sin desilusiones, ni otrosí ni otro nada, que haya de hacerse por cojones.

También quiero impedir que por querer huir del otro, huyamos de nosotros. Y no  hace falta que montes o te busques excusas, ni aludas a “obligaciones” porque tú, eres Recuerdo y como tal, me tomo o tomaré, de haberlos, los reencuentros, para seguir jugando juntos, y volver luego sin sustos a pisar cada uno nuestro tiempo. Ese en el que no nos conocemos y que hemos caminado cada uno, por su cuenta y riesgo. Te diré, aunque tú ya lo sabes, que ese ha sido el amor más duradero y que si, me contestas a esta carta, con él te sigo, quedamos y nos vemos.

De momento, un beso para ti, María del Recuerdo
Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s