LÍDICE (3)

A partir de aquella tarde, Lídice buscaba mi aprobación cada tarde, después de construir cada día, un mundo nuevo sobre una cartulina. No era muy habladora, ni lo sería nunca. Su mirada hablaba por ella sin error ni mentira, junto con su necesidad de crear y su sonrisa. Tuve la certeza de que nunca había…