Años como perros rabiosos

Años, sobre años vienen, traen, perros rabiosos y con alas. Solo a mí se me aparecen y a mí solo me persiguen; sobre mí siento sus fauces, arrancando de su presa, mis vísceras y, en mi cabeza, sueños, perspectiva, ideas,… Recortándome el futuro, me atajan lejos del mar, por el aire y por la tierra,…