Pequeña historia de un imaginario país, gobernado por sujetos, que no existen por aquí.

images-cropdibu
Aquí: un país imaginario, el Reinado de Caín

ADVERTENCIAS AL LECTOR:

Sí el título parece largo,
verás lo que viene ahora:
Aunque se llamó “pequeña”
esta es una historia larga
y que aún tiene para rato,
por ello pido perdón.

Ustedes comprenderán

que no es fácil inventar
un país o una nación,
siglos y vidas fingidas,
personajes de ficción
y hasta estados de opinión:

Cuentan que en aquel país,
llegó un rey a gobernar
y que a unos les pareció bien
y a otros les pareció mal.

De este modo quedó el reino,
partido por la mitad
“que si los reyes de antes,
que mejor los que vendrán,
que hay que mirar al futuro,
que no miréis para atrás”

Nació así una dinastía
de reyes y sucesores 
que se llamaron Buhones
y que llegaron detrás
de los antiguos monarcas,
que terminaron fatal.

Decían que era hereditaria,
que eran de sangre real,
pero al no ser de fiar
ni los reyes ni las reinas,
por mujeriegos o putas,
nadie podrá asegurar
que no hubo hijos de tales
que lograran gobernar
y afirmando sin rubor,
que si ellos eran reyes,
lo eran “por gracia de Dios”

Mientras tanto este pueblo,
les odiaba o les quería
según fueran los afanes
que trajera cada día,
porque ellos eran paisanos
propensos a la emoción,
más que a la sabiduría
o a la propia reflexión.

Y cuando había pleitesía, 
aumentaba la ambición
y reyes agradecidos
saqueaban a sus siervos
a plena satisfacción,

aquel que ayer fue querido,
pasaba a ser un cabrón,
que era obligado a huir
entre odio e indignación,
pero con un gran botín.

Y se esperaba al siguiente
que iba a ser mucho mejor,
que han cambiado los tiempos
y aprendimos la lección.

Y en medio de aquel bochinche
de ahora tú y ahora yo,
llegamos al siglo veinte
¡Viva la Constitución!

Los reyes no se soltaban
de su precioso sillón
pero ante el pueblo afirmaban
que ellos sí que la acataban,
tras hacer “La Transición”

Y otra vez el lío se armó
cuando vieron que, de nuevo,
el monarca se marchó.
Así fue como llegó,
el general Retacón
afirmando que traía
la nueva “Restauración”

La impondría con soldados
sin que cupiera elección
 y hubo una guerra cruel
en aquel viejo país,
siempre dividido en dos,
que no fuera mal llamado
el Imperio de Caín.

Afirmando traer justicia
a tan diezmada nación,
durante cuarenta años,
reinaría este general
al que había que querer,

porque, aún odiando a su hermano
y hasta a sus conciudadanos,
había impuesto “la paz”
con más muertes y castigos
al que osara discrepar.

Y por miedo a repetir
aquella barbaridad
con más de un millón de muertos,
todos paisanos o hermanos,
moriría como él quiso,
el General Retacón,
en su cama, como un rey,
llorado por su nación.

¿Creéis que esto acaba aquí?
Pues lo siento, pero no,
porque llegaría el nieto,
del último rey que huyó.

Y ahora, otra Constitución,
que obliga a otra Transición,
y todo el pueblo contento,
al fin habría elecciones
y el país sería importante
entre todas las naciones.

¡Qué ilusión y qué alegría!

Vamos a llevarnos bien
y pelillos a la mar
que los tiempos han cambiado
y aunque el rey sea otro Buhón,
este es mucho más moderno
campechano y bonachón.

Y volvió así a ser amado
pues fue peor el anterior
y viajaba por el mundo
con fama internacional
para que todos le vieran 
cual rey constitucional.

Y cuando no le veían
volvía a su condición,
mil amantes se buscó
porque, como buen Buhón,
era mucha su pasión.

Como la Constitución,

lo hacía intocable e impune,
casi nadie se enteró 
que amasó una gran fortuna.

Y tuvo suerte, además,
nadie quiso sospechar
que en un día de febrero,
tras expulsar a su amigo
de presidir la nación,
por decirle al rey que no,
entre viejos militares,
encontró una facción.

Pero él jugó bien sus cartas
y al pasar la madrugada,
viendo que le apoyaban
menos de los que él pensaba
y de los que le contaban,

dio la vuelta a la tortilla
y con galas militares
y el gran medallón Buhón,
salió en la televisión.
Él quería un reinado eterno,
pero no era un golpista,
él era, la salvación.

Con este final feliz,
este cuento se acabó,
y llegó a reinar más años
que el anterior dictador.

Hasta que un día decidió
coger su jubilación
y pudo vivir, por fin,
cual corresponde a un Buhón,
sin tener nada que hacer, 
convertido en millonario,
con su sueldo y su pensión,
con más putas y viajando
sin ninguna obligación.

Y ahora reina allí su hijo,
en esta extraña nación
que sigue partida en dos
y no tiene solución.

Aunque sí queda el consuelo
que lo que aquí se contó, 
no puede ser realidad,
solo puede ser ficción.

No es posible que exista
un país con esta historia,
tan larga y tan repetida.

Y no tengo la intención
de que esto sean mis memorias,
solo es mi imaginación

21326000-uniforme dibu
Y aquí, un sujeto inexistente

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Anuncios

10 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Miguel Uceda CTA dice:

    Muy bueno. Un abrazo y un beso Papá.

    Le gusta a 1 persona

  2. Muchas gracias. Otro para ti

    Me gusta

  3. vik050 dice:

    Cualquier parecido con la realidad es simplemente producto de una “recalentada” imaginación de un buen cronista libre pensador y muy asertivo…
    JeJeJeJeJeJe !!!!!!
    Está muy bueno.
    Saludos.

    Le gusta a 1 persona

  4. Muchas gracias vik050. Tal y como está el patio,… todo es y parece irreal

    Le gusta a 1 persona

  5. Excelente, nos transportas a una historia que quizás fue cierta, según sea el caso, si alguien la conoce sabrá interpretarla para no repetirla. Gracias maravilloso escrito.

    Le gusta a 2 personas

  6. vik050 dice:

    Así es y “el que entendió lo entendió”… jejeje!!!
    Saludos.

    Le gusta a 1 persona

  7. Gracias Christian. Lo malo es que a veces y en determinados lugares, tiende a repetirse en demasiadas ocasiones y durante demasiado tiempo. Tengo la sensación de que sucede en los países “viejos” que, sin fuerzas para hacer otra cosa, aspiran a que todo cambie haciendo lo mismo. Y, sabes, mi país no existe, pero de existir, la historia sería cierta, hasta hoy
    Un afectuoso saludo

    Me gusta

  8. Muchísimas gracias por leer y opinar. Un placer

    Le gusta a 1 persona

  9. vik050 dice:

    El placer es mutuo así que seguiré visitando su blog.
    Saludos desde Venezuela.
    Namasté.

    Le gusta a 1 persona

  10. Igualmente, te sigo… cuando el tiempo permite seguir a tanta gente que merecéis la pena

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s