A los católicos que gustan de las corridas de toros y presumen de “El Imperio”

escanear0001

En la época de esplendor del Imperio, durante el reinado de Felipe II (1556 – 1598) también llamado el Campeón de la Cristiandad o el Prudente —aún no tengo muy claro el  porqué de tal prudencia—  surgirían diversos y fuertes enfrentamientos con el papa Pío V. La hegemonía, el poder y la influencia de ambos, estaban en juego, por lo que el monarca se oponía a varios aspectos de las censuras eclesiásticas, al entender que Su Santidad se entrometía en los usos y costumbres terrenales y autóctonas. El papa, llegaría incluso a recelar de los obispos españoles, ante el conflicto de duplicidad en la estipulación de la obediencia debida.

En la bula denominada De Salutis Gregis Dominici que, como todas las que se proclamaban entonces, tenía que leerse en los púlpitos de todas las iglesias, Pío V prohibió, en todo el orbe católico, los espectáculos de circo o con fieras y las fiestas “o corridas de toros” 

Así  decía, al respecto, el documento pontificio:

“Nos, considerando que esos espectáculos en que se corren toros y fieras en el circo o en la plaza pública no tienen nada que ver con la piedad y caridad cristiana, y queriendo abolir tales espectáculos cruentos y vergonzosos, propios no de hombres sino del demonio (…), prohibimos terminantemente por esta nuestra Constitución, que estará vigente perpetuamente, bajo pena de excomunión y de anatema en que se incurrirá por el hecho mismo (ipso facto), que todos y cada uno de los príncipes cristianos, cualquiera que sea la dignidad de que estén revestidos, sea eclesiástica o civil, incluso imperial o real o de cualquier otra clase, cualquiera que sea el nombre con el que se los designe o cualquiera que sea su comunidad o estado, permitan la celebración de esos espectáculos en que se corren toros y otras fieras en sus provincias, ciudades, territorios, plazas fuertes y lugares donde se lleven a cabo.”

Así pues, y teniendo en cuenta aquello de la infalibilidad y de que lo atado en la tierra, atado será en el cielo. a aquellos señores y señoras de domingos de misa por la mañana, y de toros por la tarde. Es decir, a todos los católicos amantes de la tauromaquia y otros lances y siendo siempre mi intención, velar porque estén a bien con Dios 🙂 🙂 🙂

LES HAGO SABER QUE: Todos ustedes, están excomulgados. La bula continúa en vigor perpetuamente, como se indica en el texto de la misma, incluyendo, el intento de  anulación, revocación o desacato.  

No obstante, Felipe II practicó el juego cortesano de acatarla  por obligación e ignorarla por acción —o inacción— y mandó a sus embajadores eclesiásticos a intentar que Pío V la derogara. Pero no hubo manera. Una bula papal no puede derogarse así como así, a pesar de que se sucederían numerosos intentos:

A Pío V, le sucedió Gregorio XIII y a este, Sixto V. Tras él, fue papa Urbano VII, luego, Gregorio XIV, al que sucedería Inocencio IX… y, después, Clemente VIII (1592 – 1605) al que, al fin, lograron convencer, —hay quien afirma que, más bien engañar o imponer—  para que volviera a autorizar los festejos taurinos, a pesar de que Sixto V, había reiterado y prohibido expresamente, que se anulara esta ordenanza, por lo que la autorización de Clemente VIII, tampoco llegó a revocar de facto la bula de Pío V.

¡Qué cosas! ¿verdad?

GOYA - TAUROMAQUIA 30-crop

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Estoy totalmente en contra de las corridas de toros, las veo crueles y absurdas.. Me gustó leer tu entrada 🙂

    Le gusta a 1 persona

  2. Gracias Mamen. Coincido contigo plenamente. La Historia guarda “secretos” que se encargan de mantener como tales los próceres bien intencionados que crean las “historias oficiales”
    Un abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s