Tres cuantos cuánticos

1. Cuanto abunda, ¡hay que ver! esa gente tan profunda que afirma pretender “darle un sentido a su vida” y vivir por un porqué. Permítanme que me ría. La mayoría de las veces, vivimos aun sin querer, aunque nos pongamos metas e intentemos dejar huella. Y está bien, pero sin obsesión, que no hace falta…

DEBATE MÁS ÉTICO QUE POÉTICO

Hubo algunas “jóvenes osadas” que, por meterme en laberintos filosóficos en mi taller literario, tuvieron a bien retarme: — ¿A que no te atreves a hacer poesía de este debate?  Tú, que dices que de todo se puede hacer poesía, hasta de lo anti-romántico… Bueno, pues me lo estuve pensando y aclaro: No soy “anti-romántico”…

Epítome

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

MILAGROS

Ya es conocido por ti que de milagros recelo. No es una cuestión de fe. Hoy me levanto convencido de que no es equivocarse, aunque me engañe, y porque te quiero, creo, pero solo, en los que veo, he creado o he vivido. De los demás,… ni confirmo ni desmiento. He visto como, en puntillas,…

Navidades, ausencias y felicidades

                    Felicidades a todas y a todos. Nunca le pido a la Navidad que venga, sino que no se vaya. Veleidosa, ella se empeña en ir y venir, fiel a su fugacidad como los nuevos y eternos deseos, siempre repetidos por inaccesibles o escurridizos, que no…

Escribo con los pies

Se escribe con los ojos y los pies, recorriendo mil caminos diferentes, por mi pueblo, o por lejanos países y ciudades de este único planeta, el mismo que es tuyo, mío, y de toda la gente que lo habita . No importa si te obstinas en negar esta evidencia: solo hay uno, en el que…

Misterios

Hay infinitos misterios, y en todos nos hallamos, en cada ser, y en todos los seres estamos, y en la brisa que mueve las palmeras, además de en las ondas que, suavemente mecen, las aguas de los mares y las espigas en verano; y ahí continuamos, en el azul del cielo, en el gris de…

Mal digo maldigo

He oído maldecir, no solo a gitanos, a  brujas o magos, no se olviden de incluir,                             a los cristianos. En la Biblia hay maldiciones, exclusión y excomuniones, que han venido muy bien a esa gente tan divina, para poder arrimar el ascua                                    a su sardina. Yo lo he visto primero, decíamos de pequeños…