Violar con la mirada entre risas y aplausos

Magnífica reflexión que reblogueo porque, hasta que haya dinero con el que se pueda comprar un cuerpo o un ser humano, a tiempo completo o a tiempo parcial, a trozos o enteros, aquí o allá y a su vez, no haya dinero para arreglar las situaciones que lo provocan, nadie debería hablar de dignidad humana, más allá de quién se la pelea cada día.
Gracias Iñaki por tu acción y tu reflexión

Cooperación con Alegría, el blog de Iñaki Alegría

Se sube lafaldamientras sudignidadcae a la altura del suelo.

Martha se encuentraencarceladapor una tela ceñida que marca cada milímetro del contorno de su silueta.
Tras su paso, lasmiradasse vuelven, atravesando el algodón conperversión. Las risas y comentarios llegan a oídos de la joven que se sienteinferiory gobernada por las miradas indeseadas a quien no ha abierto ni el pensamiento.

Camina cabizbaja, con la mirada apagada, cómo si bajo sus pies sus tacones se hubiesen convertido enclavos que le perforan elcorazóna cada paso, mide cada movimiento con temor, quiere liberarse de sucuerpo.

No quiere servíctimade miradas.
Querría vestir una cómoda camisa y pantalones y cargar a su espalda una mochila llena de libros. Querría ser libre y soñar con elalma.
Sin embargo, Martha, esvíctimade la sociedad, esclavizadapor…

Ver la entrada original 121 palabras más

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Maravilloso texto d mi amigo Iñaki, el cual aplaudo hasta la saciedad👏👏👏👏👏👏😉

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s