Liberales o pringaos

 

Es pública y notoria
la libertad de jugar
en la bolsa de ¿valores?
— y no admito los sermones,
que yo hago lo que quiero
y no consiento me digas
qué está bien o qué está mal —

Tú haz todo lo que quieras
sin que importen los demás
y habrás sido un triunfador,
cuando extorsiones sin miedo
y robando en cantidad
abusando de influencias
con total impunidad
y abuso de autoridad.

Luego vienen los pringaos, 
quieren seguir siendo pobres
y a estos yo me he apuntao,
por tranquilidad o por razones
de amor a los míos, traducido,
de ética o de moral, me esfuerzo,
por nada tener que desear.

Me contestó un tiburón
mientras contemplaba el mar:
Allá ellos si se dejan,
que yo soy un liberal
y no me queda conciencia
para plantearme el mal;
ni tiempo ni ganas tengo
de ponerme ahora a cambiar
con lo bien que a mí me va

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s