Perro andaluz

Dibujo carbón
M.U.I Dibujos a carbón y tinta china

Dibujo tinta china

Le he pedido a Buñuel
que me preste una cuchilla
para tatuarme en los ojos
la giralda de Sevilla.

Y pido hoy a escritores,
a los pintores y artistas,
poetas o cantaores,
y a sus abuelos y abuelas,
que nadie venga a forzarles
a la culpa ni al olvido,
que ellos no han sido.

Van a intentar engañarles,
hacedles saber, pues,
que no es lo mismo,
correr al ritmo del agua
que ser cangilón de noria,
que no se pueden cambiar
añoranzas por memoria.

 

“Mientras España tenga a Federico García Lorca en una cuneta, y a Franco en un mausoleo, el país entero seguirá siendo un monumento a la ignorancia”
Mientras España tenga a Federico García Lorca en una cuneta y a Franco en un mausoleo, el país entero seguirá siendo un monumento a la ignorancia. ctxt-@pedripol                                                                                         

Me cisco en la gomina y el clavel
en el traje cruzado, en el pañuelo,
y en los chulos que los llevan,
señoritos de feria y de cortijo,
de terraza en la plaza o el paseo.

Y por si no lo sabéis,
estos quieren que creáis
que se puede ir hacia atrás,
que vuelvan vuestros hijos
de la universidad o ciudad,
que está la cosa mu mal;

con ellos podrán trabajar,
jornaleros, en sus tierras
o en sus negocios anexos.
Y volver a lo que fueron,
señores generosos, lo veréis,
con sus servidores y vasallos
e inclementes con quien cuestione
que siempre habrá mandaos,
necesitaos que les manden.

Que viva la tradición,
aunque se borre la “d”
todos queremos ser jóvenes,
vivir sin preocupaciones.

Miré usted, don Antonio,
mire usted, don José
que aquí no han pasao cien años
y aún sigue vivo don Guido
y que otra vez, amenazan,
—ahora es a mis nietas—
con helarles el corazón
con aquella vieja treta,
la de las dos Españas.

Zenobia, Juan Ramón,
Blas, Rafael, Federico,…
vivos mas que nunca, todos ellos,
no han podido callar sus voces,
y resuenan más fuertes
enraizadas en su tierra.

Seguid escuchando y cuidaros
los biznietos y biznietas.
Resulta que tampoco murieron
con sus jefes y verdugos,
quiénes matarles quisieron.

Y esperaron escondidos
a que pasaran los años,
a pasar inadvertidos.
No lo olvidéis. Os lo pido,
porque esto se contagia
a las gentes con miedo,
a los propensos al olvido;

y a aquellos que no se enteran
y han llegado a mesa puesta,
sin plantear ni preguntarse
si todo fue siempre igual,
si no hay nada que pelear,
nada ni nadie que les mueva.

Se han vuelto perros con amos,
y de estos, han tomado prestada
su conciencia. Y así, a sus pies,
ya no son los nobles canes,
sino siervos de humanos bestiales.
Se olvidaron de las fieras
y que, cuando todo se obtiene,
nada queda.

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s