Grabado a la soledad – collage

20180220_002044-cropGRABADO M.M.jpg
Grabado a punta seca – Miguel Muñoz López (1.978)

LEYENDAS:

Primer cuadrante:

“Un hombre cualquiera sobre un pedestal de soledad infinita en busca de un refugio donde enjugar sus lágrimas.
Ese hombre remará con su amargura las grises fachadas de los verticales edificios.Anda a tumbos”

Último cuadrante:

“Tiende sus manos hacia un infinito de dudas, de interrogaciones que le desangran. Sus preguntas le destrozan el corazón.Es un hombre solo.Ese es un hombre cualquiera, sobre un pedestal de soledad infinita”

Pie:

“Sobre: [– Algunas veces nos dormíamos sobre los árboles – collage 1.978

 

 

Anuncios

Conclusiones del II Encuentro “La Ciudad de los Niños”

 

escanear0002                                                                               escanear0001

Hay alguien cerca de nosotros, con alas, con el alma
a punto de explotar,
que nos mira con ojos de incomprensión y nos grita:
– ¡Yo quiero aquí y ahora, no quiero ir de la mano,
quiero esconderme, quiero jugar y que nadie me ordene, quiero doblar
esquinas y desaparecer!

Hay alguien cerca de nosotros con alas,
y nosotros no lo vemos
y planificamos las ciudades fortificadas,
con guardas vigías,
ciudades planificadas en un crecimiento insostenible,
unidireccionales, sin posibilidades de rectificar.
Pensamos que la ciudad es necesaria, nos hará libres,
y lo que nos encontramos es una ciudad domesticadora
de nuestro tiempo
y de nuestro espacio.

Y nos tiran de la mano como queriendo ir y observar y
adivinar.
Y en nuestra memoria, recordamos los tiempos de antes
de ir de la mano.

¡Cuántas cosas había en aquella ciudad!
Su diversidad,
la participación en juegos de otros parques, de otros ríos,
de otros árboles.

Y entonces, se aproxima nuestra memoria
y vemos el paisaje,
la estatua, la esquina, el portal donde nos encontrábamos seguros,
felices, libres,
donde el coche era una anécdota.

Y otro tirón de la mano
y sentimos que no quiero un chalet,
ni un bloque de apartamentos,
que quiero una casa transparente.
Y seguimos el camino
y el avance de la información nos hace compartir experiencias desde
los más diversos
y lejanos puntos del planeta.

Pero ¡ay! nos copiamos,
nos homogeneizamos,
no respetamos la diversidad.
Pensamos: conocer y comunicarnos nos da fuerza
para cambiar,
mas nos radicalizamos en una postura que genera impotencia.
Debemos respetar la individualidad cultural fomentando
la interculturalidad
y lo que hacemos es reducirnos al diseño en la planificación
abandonando el urbanismo.

Y bajamos la mirada y hay un relámpago.
La naturaleza debe ser una constante, permanente infancia.
No estamos predestinados.
Huir de la ciudad sin memoria que nos desorienta,
que no tiene puntos de referencia
y que se planifica desde despachos sin tener en cuenta al
ciudadano.

Queremos una ciudad abierta que nunca se termine,
una ciudad para jugar.
Y en nuestro andar llega un momento en que nos paramos,
miramos nuestras manos
y vemos que allí ya no sujeto a nadie.

Alguien, quizás un mago,
tuvo una idea genial: los niños son ciudadanos necesarios
en la planificación de una ciudad,
y les reunió y les dejó ser ellos
y les preguntó
y les escuchó
y aquellos ojos viejos comenzaron a brillar
y supieron de otros paisajes olvidados.
Desde entonces,
empezamos a caminar hacia otra ciudad
donde doblar una esquina y desaparecer sea símbolo
de libertad,
de respeto, de imaginación, de creatividad, de amor,
y nos crezcan las orejas verdes.

 

(Miguel Muñoz López, 2002)

 

La página de Miguel Muñoz López

 El porqué de esta página:

“Miguel Muñoz, humano y humanista, autor y maestro, amigo y compañero”


01.02.2018

Como decíamos en la anterior entrada está página esta abierta a la colaboración y participación de todos los que te conocimos, Miguel, para ir publicando en ella toda tu obra y mantenerla con nosotros y con cuantos se acerquen a conocerte como si fuera tuya”

En ella tendrá cabida todo lo que recibamos de tu poesía, de tus litografías y dibujos, de La ciudad para los niños, de tu acción educativa y de tu trayectoria humana y humanista… Y empezamos con uno de tus dibujos acompañando a tu poema

02.02.2018:

GRABADOS M.M.L.

Ya hemos recibido la primera colaboración, lo que nos permite ser optimistas respecto   a las colaboraciones futuras que se reciban para este fin.

Gracias Concha

IMG-20180202-WA0000-cropMML1
Grabado M. M. L. (1978) – Aportación de Concha Alises López
el silencio y la espera“El silencio y la espera” – M.M.L.  –  Aportación de Concha Alises López

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Como si no te hubieras ido: Miguel Muñoz, humano y humanista, autor y maestro, amigo y compañero

20180201_134115-cropdibu
Dibujo a pluma de Miguel Muñoz López

Sucede con demasiada frecuencia. Las personas con una calidad humana excepcional, tienden a irse demasiado pronto. Hoy me he acordado de un compañero y amigo que se marchó hace más de trece años.

Miguel Muñoz López escribe, dibuja, educa,… y jamás se le conocieron enemigos, no había forma. Hoy he estado recordándote, Miguel, pensando cuanto habrías disfrutado si hubieras llegado a tiempo para ser “bloguero” para compartir y publicar tus obras, para intercambiarnos poemas, cuentos y comentarios, para que escribieras sin fin, lo que te apeteciera y a tu aire, llegando a cuantos te descubrieran, te conocieran y disfrutaran leyéndote.

Son muchas las veces que, al ponerme a escribir en mi blog, te he echado de menos y pensando que, te fuiste igual que viviste, persiguiendo una ilusión, una esperanza en forma de corazón; porque el tuyo, literalmente, no te cabía en el pecho y estaba cansado de que tiraras de él. Por eso, entraste al quirófano lleno de alegría. Por fin, cuando salieras, ibas a lograr vivir con la fuerza y la ilusión que tu mente y tu capacidad demandaban. No pudo ser, pero me consuela que tú, no te enteraste, que pasaste de la vida al sueño, feliz, soñando…

Miguel, había previsto escribirte un humilde poema para homenajear los tuyos, pero más de tres se han ido a la papelera; me parecía que ninguno era digno de ti.

Y, de pronto, se me ocurrió publicar uno tuyo, como si lo hiciera por ti, como si lo hicieras tú y como punto de partida para seguir disfrutando de tu obra. Y se me ocurrió, también, lanzar la siguiente…

PROPUESTA:

Reservo una página de esta Web, abierta a la colaboración y participación de todos los que te conocimos, para ir publicando en ella toda tu obra y mantenerla con nosotros y con cuantos se acerquen a conocerte.

Propongo, salvo que alguien nos sugiera otro nombre, que esta página se llame  “La página de Miguel Muñoz López” y en ella, como si fuera tuya, tendrá cabida todo lo que recibamos de tu poesía, de tus litografías y dibujos, de La ciudad para los niños, de tu acción educativa y de tu trayectoria humana y humanista.

Un abrazo a ti, a tu luz y a tu palabra.

La página se abrirá con la primera colaboración que recibamos.
Quedamos a la espera.

Podéis dirigir vuestras aportaciones acontacto@pazlabrasdeluz.com

La entrega:

Mi saliva se ha roto
y ha quedado sola,
árida,
sin adornos,
la palabra;
como una piedra,
un aguijón de cobre,
un filón de plata
arrancado
de la mina de la sangre.

Del fondo ha salido,
estallando,
lanzada hacia el ala del cráneo.

Espontánea,
sin pulir,
resquebrajando fibras.

Ha sido como un toro
furioso,
sembrando el morrillo de mariposas.

Ha ido rodando,
a tumbos,
hasta la orilla de la tierra.

A ti, mujer, se entregó,
no sé qué viento,
no sé que surco,

sembrándote besos
en la espalda,
en los hombros,
en la nuca,
en el vientre
en los muslos
en los ojos.

Ah, los ojos,
allí ha quedado encerrada
la noche de besos.

Entonces llegó mi boca,
desnuda,
árida,
sin adornos.

Fuimos uno en dos, rotos en besos.
No quisimos fonética.

(de “MUJERHOYAME”  Miguel Muñoz López, 1.972)

                         M.M.L.

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.