Historias de historiales (I)

Ya hace algún tiempo que pasó San Valentín y  ahora toca volver a los días de “amorosa” rutina. Conozco a algunos “románticos” en el “día de los enamorados” que hoy, anteayer, mañana, pasado y sucesivos, se pasan entre ellos chistes y comentarios jocosos, degradando y cosificando a las mujeres. En los tiempos que corren, he…

VETE A OTRO CON ESE CUENTO

Resultó que sí, que había encontrado al gran mago, al genio de la lámpara. Y, en un momento de inspiración, tuvo claro lo que iba a pedirle: – “Borra de mi vida todos los momentos tristes e infelices, los disgustos, las traiciones y decepciones, el sufrimiento, el dolor,…” Y sucedió que, como gran parte de…

Cuento casi breve y feo

Si he perdido la vida, el tiempo, todo  lo que tiré, como un anillo, al agua,  si he perdido la voz en la maleza,  me queda la palabra. Si he sufrido la sed, el hambre, todo  lo que era mío y resultó ser nada,  si he segado las sombras en silencio,  me queda la palabra….

El escribiente

Iniciada la década de los setenta del pasado siglo, todavía existía en la denominada “España Interior” – y creo que, también en buena parte de la “exterior” -, un elevado índice de analfabetismo. Sobre todo, en zonas agrícolas y ganaderas y en las personas mayores y de mediana edad (niños de la guerra y la…

Ojos de mar Autora: Carmen Moya Romero

    OJOS DE MAR         El pueblo temblaba y se encogía con el resplandor y los truenos de aquella fuerte tormenta invernal. El mar rugía y levantaba altas olas, como lenguas gigantescas que parecían devorar la playa, los barcos, las redes y los demás aparejos de los pescadores que, desde los ventanales de la…

Otra fábula

     En aquel parque zoológico, fingido paraíso por parcelas, urbanizado al supuesto gusto de cada inquilino, contemplaba un joven triste, inconforme y desalentado, al imponente león. Era un macho imponente, orgulloso y acompañado de sus hembras e insolente, con la vista perdida y sin dignarse a  fijarla en nadie.       Al mirarle,…

Pequeña fábula humana

            Veréis, mis queridos animales:             En el lindero del bosque, sentado en una roca, con mucho hambre y mucha sed, se encontraba un hombre. Pensaba y pensaba en adentrarse en la espesura, convencido de que allí, encontraría los alimentos y un manantial o un arroyo, con los que saciaría sus necesidades de agua y…

Ida y vuelta

Como cada lunes y miércoles laborables de los últimos veinte años, subió al tren Licinio Martín, ejecutivo dinámico y moderno, aunque empezaba a peinar canas. Iba aturdido y cansado, con ganas de llegar a casa, una vez concluida su jornada. Ocupó su asiento, mirando hacia la nada desde la ventana, y preguntándose: – ¿Cuándo empecé…

Jugando a vivir. Jugando a contar – Autora: María Luisa López Más

            Las pequeñas juegan sin descanso en el salón. Mientras, desde el sofá, leo y levanto la vista de vez en cuando para observarlas. Siento que estamos viviendo uno de esos momentos mágicos en los que el mundo cabe entero en nuestra casa porque nada importa de lo que hay fuera.             Desearía que el…

Personas muy ocupadas

Para las personas muy ocupadas es esencial ir anotando todo lo que tienen que hacer cada día. Nada puede olvidarse, todo es importante. Y así, mientras lo están anotando, no están haciéndolo. Por fin, se ponen manos a la obra y, de pronto, ya en plena tarea, reciben una llamada o recuerdan algo nuevo relacionado…

Cuento… y corto:

  Después de escuchar las grabaciones, leer los documentos y verificar las pruebas, decidimos constituir nuestro grupo de participación ciudadana. Los próceres, banqueros, empresarios y gobernantes, protagonistas de las acciones denunciadas, nos denominaron “grupo terrorista” y “productores de alarma social” e, inmediatamente, fuimos suprimidos, eliminados y amordazados. Ellos, volvieron a ganar las elecciones. (2012) Este…

¿Aniquilo a Aquilino?… ¿Le domamos?… ¿Le dormimos?

  Como cada día, la mirada rubia de la chica de Winston, le contemplaba detrás del cristal de la marquesina. Cambiaba de sitio y le sorprendía que estuviera mirándole siempre y desde todas las posiciones. En el cristal de enfrente, el camello de la competencia le invitaba a participar en aventuras tropicales en bosques, selvas…

Micros (II)

6. He disfrutado de subir y contemplar con perspectiva, desde lo alto de las montañas, del agua en cascada, de las paredes de hielo. Pero los abismos más grandes a los que me asomé, han sido los de tiempo. Están hechos de distancias insalvables. 7. Ya sé que te miento, pero diré en mi descargo,…

Micros (I)

1. Más libre cuanto menos necesitado, yo también pensé ser mendigo en la puerta de un mercado. 2. De hecho y de derecho: Aunque os joda a todos los amantes de desfiles y banderas, soy tan español como vosotros, al menos,… y desde incontables generaciones; solo que con razones, causas y concepciones, opuestas a las…

Escenas del que fue mi pueblo

Autora: Carmen Moya Romero     La merienda             La tarde se nos vino encima, los juegos y las risas trajeron el olvido y se nos quemó el pan. La merienda de cada día: una rebanada tostada, con aceite y, si había, con azúcar, se había echado a perder.             Mi madre, acostumbrada a capear…