LÍDICE (3)

A partir de aquella tarde, Lídice buscaba mi aprobación cada tarde, después de construir cada día, un mundo nuevo sobre una cartulina. No era muy habladora, ni lo sería nunca. Su mirada hablaba por ella sin error ni mentira, junto con su necesidad de crear y su sonrisa. Tuve la certeza de que nunca había…

Solidaridad ciudadana e Inhumanidad – Reblogueado

Originalmente publicado en Letrologias:
🐾🍀🚲🎭🎨🎼📖♿♻💚👪👍 Reflexionemos…Antes de nuestras inclinaciones políticas sean de izquierda, derecha o centro, demócratas o republicanas. Somos ciudadanos de una sola nación, en definitiva ciudadanos del mundo. Por ello la sociedad misma es construida por nosotros; que consientes de las necesidades de muchos y muchas, en vez de mantener en total disputa…

LÍDICE (2)

Cada mañana, antes de que sonara el despertador, ya estaba Lídice despierta y preparada. A pesar de su corta edad, había frenado en seco cualquier intento de burla o agresión de los más mayores. No supimos nunca como lo hacía. Sin perderla de vista, dejé de mirarla cuando ella me miraba y, poco a poco,…

LÍDICE (1) – Multi-relato por entregas

 1 Desde algún sitio había que empezar, y desde aquí partimos, mi querida Lídice. Me vas a permitir que te “rebautice” así, sabes que no podría escribir sobre ti utilizando tu verdadero nombre y, este, me pareció muy adecuado para empezar a hablar de tu increíble infancia, de cómo tu instinto, tu fuerza y tu…

Historias de historiales (I)

Ya hace algún tiempo que pasó San Valentín y  ahora toca volver a los días de “amorosa” rutina. Conozco a algunos “románticos” en el “día de los enamorados” que hoy, anteayer, mañana, pasado y sucesivos, se pasan entre ellos chistes y comentarios jocosos, degradando y cosificando a las mujeres. En los tiempos que corren, he…

VETE A OTRO CON ESE CUENTO

Resultó que sí, que había encontrado al gran mago, al genio de la lámpara. Y, en un momento de inspiración, tuvo claro lo que iba a pedirle: – “Borra de mi vida todos los momentos tristes e infelices, los disgustos, las traiciones y decepciones, el sufrimiento, el dolor,…” Y sucedió que, como gran parte de…

Cuento casi breve y feo

Si he perdido la vida, el tiempo, todo  lo que tiré, como un anillo, al agua,  si he perdido la voz en la maleza,  me queda la palabra. Si he sufrido la sed, el hambre, todo  lo que era mío y resultó ser nada,  si he segado las sombras en silencio,  me queda la palabra….

El escribiente

Iniciada la década de los setenta del pasado siglo, todavía existía en la denominada “España Interior” – y creo que, también en buena parte de la “exterior” -, un elevado índice de analfabetismo. Sobre todo, en zonas agrícolas y ganaderas y en las personas mayores y de mediana edad (niños de la guerra y la…

Romería de San Isidro. Madrid – Recuerdos de niñez

Es 15 de mayo y la mañana ha empezado oliendo a chocolate con churros… Es el Día del Santo y con incontenible algarabía, nos vamos de romería. Bajaremos hasta el Manzanares y, a la llegada al Puente de Segovia, torceremos a la derecha, para seguir bordeando el río, hasta divisar el cerro. Se nos va uniendo…

Ojos de mar Autora: Carmen Moya Romero

    OJOS DE MAR         El pueblo temblaba y se encogía con el resplandor y los truenos de aquella fuerte tormenta invernal. El mar rugía y levantaba altas olas, como lenguas gigantescas que parecían devorar la playa, los barcos, las redes y los demás aparejos de los pescadores que, desde los ventanales de la…

Otra fábula

     En aquel parque zoológico, fingido paraíso por parcelas, urbanizado al supuesto gusto de cada inquilino, contemplaba un joven triste, inconforme y desalentado, al imponente león. Era un macho imponente, orgulloso y acompañado de sus hembras e insolente, con la vista perdida y sin dignarse a  fijarla en nadie.       Al mirarle,…

Pequeña fábula humana

            Veréis, mis queridos animales:             En el lindero del bosque, sentado en una roca, con mucho hambre y mucha sed, se encontraba un hombre. Pensaba y pensaba en adentrarse en la espesura, convencido de que allí, encontraría los alimentos y un manantial o un arroyo, con los que saciaría sus necesidades de agua y…

Ida y vuelta

Como cada lunes y miércoles laborables de los últimos veinte años, subió al tren Licinio Martín, ejecutivo dinámico y moderno, aunque empezaba a peinar canas. Iba aturdido y cansado, con ganas de llegar a casa, una vez concluida su jornada. Ocupó su asiento, mirando hacia la nada desde la ventana, y preguntándose: – ¿Cuándo empecé…

Jugando a vivir. Jugando a contar – Autora: María Luisa López Más

            Las pequeñas juegan sin descanso en el salón. Mientras, desde el sofá, leo y levanto la vista de vez en cuando para observarlas. Siento que estamos viviendo uno de esos momentos mágicos en los que el mundo cabe entero en nuestra casa porque nada importa de lo que hay fuera.             Desearía que el…