Violar con la mirada entre risas y aplausos

Originalmente publicado en Cooperación con Alegría:
Se sube la falda mientras su dignidad cae a la altura del suelo. Martha se encuentra encarcelada por una tela ceñida que marca cada milímetro del contorno de su silueta.Tras su paso, las miradas se vuelven, atravesando el algodón con perversión. Las risas y comentarios llegan a…

Hay mejores lugares que el bar para hablar

         El sol de julio me presionaba las sienes y el asfalto abrasaba cada paso. Eran las cinco de la tarde. La comida y la reunión de trabajo se habían prolongado más de lo previsto, aunque no habíamos avanzado demasiado.          Mi especial capacidad para no encajar en ninguna parte, impetuoso, sin control para permanecer…

DEBATE MÁS ÉTICO QUE POÉTICO

Hubo algunas “jóvenes osadas” que, por meterme en laberintos filosóficos en mi taller literario, tuvieron a bien retarme: — ¿A que no te atreves a hacer poesía de este debate?  Tú, que dices que de todo se puede hacer poesía, hasta de lo anti-romántico… Bueno, pues me lo estuve pensando y aclaro: No soy “anti-romántico”…

Navidades, ausencias y felicidades

                    Felicidades a todas y a todos. Nunca le pido a la Navidad que venga, sino que no se vaya. Veleidosa, ella se empeña en ir y venir, fiel a su fugacidad como los nuevos y eternos deseos, siempre repetidos por inaccesibles o escurridizos, que no…

Forofismo, violencia y otros …ismos

            ¡Qué ambientazo! me decía una amiga y apasionada seguidora de un club de fútbol, a la llegada al estadio para presenciar un partido. Me miró seria como un reproche, diciéndome sin voz, eres un aguafiestas, cuando le respondí:                 — Ser forofa de un equipo de fútbol, de un partido…

Migajas

Como cada mañana, don León, como le llama todo el mundo en el barrio, sale a la calle al amanecer. Cuando se es viejo, no se duerme demasiado… Y a las siete, ya está en el parque. A esas horas, apenas hay gente. Respira hondo y pausado, disfrutando de ese aire húmedo y fresco, como…

LÍDICE (3)

A partir de aquella tarde, Lídice buscaba mi aprobación cada tarde, después de construir cada día, un mundo nuevo sobre una cartulina. No era muy habladora, ni lo sería nunca. Su mirada hablaba por ella sin error ni mentira, junto con su necesidad de crear y su sonrisa. Tuve la certeza de que nunca había…

LÍDICE (2)

Cada mañana, antes de que sonara el despertador, ya estaba Lídice despierta y preparada. A pesar de su corta edad, había frenado en seco cualquier intento de burla o agresión de los más mayores. No supimos nunca como lo hacía. Sin perderla de vista, dejé de mirarla cuando ella me miraba y, poco a poco,…

LÍDICE (1) – Multi-relato por entregas

 1 Desde algún sitio había que empezar, y desde aquí partimos, mi querida Lídice. Me vas a permitir que te “rebautice” así, sabes que no podría escribir sobre ti utilizando tu verdadero nombre y, este, me pareció muy adecuado para empezar a hablar de tu increíble infancia, de cómo tu instinto, tu fuerza y tu…

Historias de historiales (I)

Ya hace algún tiempo que pasó San Valentín y  ahora toca volver a los días de “amorosa” rutina. Conozco a algunos “románticos” en el “día de los enamorados” que hoy, anteayer, mañana, pasado y sucesivos, se pasan entre ellos chistes y comentarios jocosos, degradando y cosificando a las mujeres. En los tiempos que corren, he…

VETE A OTRO CON ESE CUENTO

Resultó que sí, que había encontrado al gran mago, al genio de la lámpara. Y, en un momento de inspiración, tuvo claro lo que iba a pedirle: – “Borra de mi vida todos los momentos tristes e infelices, los disgustos, las traiciones y decepciones, el sufrimiento, el dolor,…” Y sucedió que, como gran parte de…

Cuento casi breve y feo

Si he perdido la vida, el tiempo, todo  lo que tiré, como un anillo, al agua,  si he perdido la voz en la maleza,  me queda la palabra. Si he sufrido la sed, el hambre, todo  lo que era mío y resultó ser nada,  si he segado las sombras en silencio,  me queda la palabra….

El escribiente

Iniciada la década de los setenta del pasado siglo, todavía existía en la denominada “España Interior” – y creo que, también en buena parte de la “exterior” -, un elevado índice de analfabetismo. Sobre todo, en zonas agrícolas y ganaderas y en las personas mayores y de mediana edad (niños de la guerra y la…

Romería de San Isidro. Madrid – Recuerdos de niñez

Es 15 de mayo y la mañana ha empezado oliendo a chocolate con churros… Es el Día del Santo y con incontenible algarabía, nos vamos de romería. Bajaremos hasta el Manzanares y, a la llegada al Puente de Segovia, torceremos a la derecha, para seguir bordeando el río, hasta divisar el cerro. Se nos va uniendo…